Category: Autores y comentarios


Quiero comenzar partiendo de la premisa de que por mucho que queramos analizar la obra de un artista en profundidad, jamás lo estudiaremos al completo. En el análisis escapan detalles porque siempre interviene el gran hándicap de la “sorpresa”.

En el trascurso del análisis o estudio nunca se cumplen las líneas programadas al principio porque la “sorpresa” atrae tu atención hacia otro matiz y otro y otro… confluyendo ante nosotros no sólo la obra sino el autor, que es único.

Pienso que si se es capaz de “fascinarnos” cada vez que observamos su obra, si es capaz de instalar la “catarsis” no sólo en el ojo sino en el pensamiento del espectador, admirador –en definición académica- entonces podemos decir que preconiza su propio yo e interior y hace fluir su exterior hacia la mirada perceptiva del que observa.

Creo que no hay vías únicas que establezcan parámetros a analizar ni tampoco encasillamientos aleatorios y subjetivos ante la obra de un artista.

Se puede creer en un momento, en un nivel preconcebido de status psíquico pero siempre perteneciente al autor y, por lo tanto, único. En este carácter personal radica el evolucionismo con el tiempo en el que vives por lo tanto, tus etapas no se encuentran “artísticamente” sino intrínsecas y perseguidas por lo personal.

Tu obra no es la representación de un momento social, de una época, sino la de Pepe Cañete en esa época, en ese momento vivencial y ambiental en la que surge.

Por ello creo que sólo hay que mirar e interiorizar tu obra desde nuestros ojos individuales y no colectivos, así encontraremos el verdadero ser de tu pintura.

Existe en tus mujeres una interdefinición representativa (simbólica) de la existencia. Utilizar a la mujer indefinida e infinita la hace formar parte de una colectividad pero individual. Tus mujeres se alejan de la uniformidad buscando la experimentación de la técnica por medio de diversos registros y variantes aunque sin perder el horizonte de la soledad, de la domesticidad de lo cotidiano sin forzar situaciones, mujeres simples, anodinas, íntimas, sugerentes, delicadas…. Cualquier mujer, cualquiera de ellas. No me sugieren ningún interrogante, son tal y como son, sin más “trompe l’oeil”.

En muchos de estos cuadros veo tristeza constante, austera pero a la vez huidiza. Sus colores fríos, perpetuos y a la vez a punto de escapar encuentran su dimensión y colorido real fuera del lienzo.

Te podría puntualizar una reseña de análisis desde el punto de vista semiótico hablando de la distribución vertical de algunos cuadros, diría que incluso en cascada o bien, utilizando el lenguaje teatral, plano paradigmático, y/o el lenguaje cinematográfico, un plano cerca del “picado” como por ejemplo: Mujer en el cuarto de baño, el 2º y 3º de La Lucha, Tumbada en la naturaleza, etc.

Desde mi mirada sencilla podría decirte que los que más me gustan son: Madre tierra, Mujer tendida en el suelo, Mujeres en la playa, Mujer del collar, Serie Expresiones en espacios libres, Figuras tumbadas en el mar I, II. Estos me llenan mucho, me aportan sensaciones de profundidad y renovación. Me invitan a indagar más allá de ellos y con ellos, eso es para mí la “sorpresa”, cada vez que los miro me inventan nuevas dimensiones a descubrir.

Gracias por compartir sus originales con nosotros, M. José.

Pizarra 13 de marzo de 2012

Comentario de M. José Nocete López

Anuncios

Mª. J. PAREJO DELGADO

Anuario de Hespérides

Investigaciones Científicas e Innovaciones Didácticas

Volúmen XXIII – XXIV (2015-2016)

En conmemoración del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes

Asociación del Profesores de Geografía e Historia de Bachillerato y ciencias Sociales de Andalucía

 

ANUARIO HESPERIDES 2016

 

 

Escenas cotidianas

0000000100000001

books

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin carne: representaciones y simulacros del cuerpo femenino…

Escanear0008Escanear0010

Escanear0009Escanear0011

Artículo AL Pérex Villén

2ª parte Artículo Pérez Villén

Escanear0002

Escanear0001

Escanear0032Escanear0033

Escanear0036-1Escanear0035Escanear0034Escanear0037Escanear0038

Teodosio Serrano Murillo
La pintura se relaciona con una serie de aspectos que van de lo formal y técnico a lo conceptual expresado como propio del artista. Sólo puede ser completamente comprendida en el marco general de la cultura y el pensamiento.

Teniendo en cuenta lo dicho, para reconocer la obra de Pepe Cañete se deben  diferenciar varios niveles de contextualización espaciales y temporales. Su obra surge  en el seno de un contexto histórico que explica  las circunstancias que la hicieron posible. De esta manera y con unas perspectiva social, en línea con una sociología del Arte,  vinculamos a Pepe Cañete y su obra con la estructura sociales y culturales del entorno patrimonial cordobés, sin obviar los panoramas creativos internos y circundantes que también son necesarios conocer.

Cuando estudiamos la historia del arte observamos que está hecha de azares, de búsquedas y descubrimientos, de corrientes y conexiones para interpretar al que se acerca al arte y sus creadores. Cada época marca un contexto histórico y cada autor se redefine en él con su creatividad.

El panorama artístico actual se debate entre la herencia de los valores culturales heredados y la comunicación de los artistas en la búsqueda de nuevos caminos  en un estilo moderno. Muestra una situación de transformación desde todos los aspectos de la sociedad  tanto en el plano teórico como en el práctico y nos sumerge en un criterio ambiguo difuminado entre las vanidades y la espontaneidad del individuo.

Así el  arte actual del siglo XXI se ha convertido potencialmente en un acto emocional que busca siempre estímulos nuevos. El artista actual se sirve de todo tipo de materia, de imagen, técnica, fusionando estilos, preceptos y reglas para crear un estilo. Se caracteriza por aceptar todo tipo de expresiones artísticas pero a la vez por la búsqueda de la creatividad que le permita presentar un estilo propio.

Sigue leyendo